Eugenio, ¿estás ahí? ¡Salvador, puedo sentir que estás, haz el favor! Señor artista, genio pintor, señor Dalí, ¿le importaría dirigirme la palabra aunque sea para decir que no quiere hablar, por favor? Sé que estás aquí.

– No quiero hablar.

– ¿Y para qué has venido entonces?

– No quiero hablar de la Khalo.

– Aaaahhh, acabáramos… La última vez me djiste que no la conocías.

– A ella no. Solo nos vimos una vez en Nueva York, creo que en el 34, y ni siquiera se dignó a cruzar palabra conmigo.

– Ni tú con ella.

– Si empiezas me voy. Eres tan irritante.

– Si vienes por eso, Eugenio. Si me limitara a adularte como hacen los demás ni hubieras asomado la nariz por aquí. Bueno, a lo que vamos. A ella la viste una vez y ya. Pero, ¿y su obra? No me puedo creer que no conocieras su obra.

– ¡¿Y ella acaso conocía la mía?!

– Bueno, yo ahora estoy hablando contigo, si alguna vez tengo el honor de que me visite Frida estaré encantada de preguntárselo. Allí donde estás…, ¿no habéis coincidido?

– Eres tan osada que no sé si me provocas miedo o risa. No. No hemos coincidido. Y ya sabes que tengo absolutamente vetado ese tema, así que no sigas por ahí. ¿Podrías dejar de acariciar a tu gata y prestarme atención?

– Te estoy escuchando. No puedo verte y soy capaz de hacer dos cosas a la vez como escucharte y sobar a mi peludina. ¿Qué es lo que más te impactó de su pintura, me lo dirás?

– Su verdad. La pintura de esa señora está llena de verdad y dolor. Y belleza. Nunca pude entender cómo era capaz de mostrarse así al mundo: me parece un sacrilegio.

– ¿Perdona? No me puedo creer lo que oigo: tú, don irreverente, el señor de todos los falos habidos y por haber, el rey de lo onírico, el soberano del mundo erótico y las masturbaciones, el príncipe de…

– Yo hablo de sexo, de los sueños, pero muestro lo escandoloso, mi yo más provocador. La señora Khalo se muestra ella, tal cual es, sin artificios y eso, querida mía, es pornografía emocional…

– …que tú no apruebas.

– No.

– ¿Por qué? (Silencio) ¿Salvador? (Silencio).

SILENCIO

Puedes ayudarme a cumplir mi sueño de publicar mi primera novela realizando una microdonación en https://paypal.me/ioescritora?locale.x=es_ES o realizando una suscripción mensual de 2€ o 5€ en https://patreon.com/ioescritora
De ambas maneras estarás contribuyendo. Gracias infinitas.

Deja un comentario