La Ansiedades tiene mucho FUD (que traducido resulta «miedo, incertidumbre y duda»). El suyo es muy chungo y tiene que ver con el cohete chino.

Doña Angustias hace bromas al respecto, como el mundo entero. Para colmo, una ciclogénesis explosiva llega a la Península, con las consiguientes tormentas y lluvias. Sin embargo, lo que a ella le preocupa es que las nubes no dejan ver el cielo. Si el cohete asiático se acerca, no podrá verlo hasta que lo tenga encima, haciendo imposible un recorte -al más puro estilo taurino-, sin ser ella nada de eso.

La noche en cuestión, cuando el cohete chino se va a estampar contra la Tierra, pero no se sabe dónde porque va como pollo sin cabeza, se toma tres pastillas de carbonato de magnesio en la cena y 500 miligramos de triptófano antes de acostarse.

Se queda frita, pero de vez en cuando se despierta para comprobar que sigue viva y que el cohete no se ha estrellado en su forjado. Y es que doña Angustias vive en un ático y sabe que como le toque la china, no lo cuenta.

Tiene pesadillas, sueña que el cohete ha caído en un pueblo cercano y contempla el desastre, más parecido a uno de los incendios que asoló a la Antigua Roma. Es lo que tiene el subconsciente, pilla imágenes de donde mejor le viene. Y doña Angustias tiene un archivo que ni el Vaticano.

La Ansiedades se despierta de nuevo y ve claridad. Ya ha salido el sol, por fin. Mira la hora: son las ocho de la mañana de ese primer domingo, en el que el estado de alarma coronavírico ya no existe. Sigue respirando, su casa sigue en pie y el techo continúa en su sitio.

Tiene la tentación de levantarse para mirar dónde se ha josconciao el cohete chino, pero finalmente remolonea y se vuelve a quedar dormida. Ahora descansa -de verdad- durante dos horas más, en un plácido y reparador sueño.

Puedes ayudarme a cumplir mi sueño de publicar mi primera novela realizando una microdonación en https://paypal.me/ioescritora?locale.x=es_ES o realizando una suscripción mensual de 2€ o 5€ en https://patreon.com/ioescritora
De ambas maneras estarás contribuyendo. Gracias infinitas.

2 comentarios

Deja un comentario