Siempre hablamos de lo difícil, trabajoso e incluso imposible que es cumplir nuestros sueños. Siempre parecen inalcanzables; por cada paso que damos, ellos parecen alejarse diez.

Sin embargo, los sueños están para cumplirlos o, al menos, intentarlo.

¿Y qué hay de las pesadillas?

Todos tenemos alguna pesadilla recurrente, que cuando menos lo esperas viene a aterrorizarte en mitad de la noche o a primeras horas de la mañana.

Yo tengo la mía, pero no es este el momento de contarla. Ya lo haré en otra ocasión. Es muy simple y muy tonta. No tiene monstruos ni zombis. Pero es horrible, al menos para mí.

Volviendo a los sueños (esta vez a los que suceden cuando dormimos), es curioso cómo el subconsciente elige a las personas para según qué cosas o el momento que estés atravesando.

Es curioso cómo esa pesadilla vuelve una y otra vez, siempre igual, y sin embargo aquel sueño tan bonito o emocionante nunca se vuelve a repetir.

Es curioso ver cómo utilizamos la misma palabra –SUEÑO– para hablar de lo que ocurre en nuestro cerebro cuando dormimos que para describir lo que queremos lograr y disfrutar en la vida.

Quizás porque, inconscientemente, lo veamos igual de inalcanzable que cuando salimos volando, sin más, para otear el horizonte.

Puedes ayudarme a cumplir mi sueño de publicar mi primera novela realizando una microdonación en https://paypal.me/ioescritora?locale.x=es_ES o realizando una suscripción mensual de 2€ o 5€ en https://patreon.com/ioescritora
De ambas maneras estarás contribuyendo. Gracias infinitas.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s