“Es difícil comprender algo que jamás se ha visto”.

Los seres humanos hemos contemplado guerras, genocidios premeditados, batallas, asesinatos, condenas a muerte y a la esclavitud. Ensañamientos, almas putrefactas. Por una razón: el poder.

El poder por imponer lo que está bien y lo que no: disponer de la vida de personas por su condición sexual, religiosa o mental. El poder sin unos valores éticos y morales universales que todos conocemos y sabemos cuáles son.

La Madre de Dragones expone algo diferente, algo que nuestros ojos jamás alcanzarán a contemplar: un mundo bueno en el que vivir que, si has seguido la serie, sabes a qué tipo de creación se refiere. Por eso todos la querían, porque pretendía lo que todos deseamos. Pero, ¡ay!, resulta que para llegar ahí hay que pasar por un río desagradable de detritos y porquería, al más estilo Maquiavelo.

Este río existe, ha existido y existirá siempre: muertos inocentes, provocados por dragones, armas biológicas y nucleares o armamentos varios. Las causas que lo motivan han existido, existen y -tal como va la cosa- existirán siempre: petróleo, geoestrategias, coltán, un trono de hierro, diamantes, justificación de gastos armamentísticos, oro.

Sin embargo, la Khalessi propone una nueva causa: un mundo sin asesinos, sin esclavos, sin violaciones ni sometimientos, un mundo en el que mi libertad termina donde comienza la de la persona que tengo a mi lado; un mundo que es el que ha propuesto desde el principio y que conseguriá cueste lo que cueste: “Tomaré lo que es mío a sangre y fuego”.

Por otro lado, me pregunto qué haríamos más de uno en una situación de estrés tal, con todo lo que lleva arrastrando, en pleno ataque de pánico a lomos de un dragón y con los que entendemos como nuestros enemigos a la mano.

¿Estuvo mal que arrasara con toda la población de King’s Landing? SÍ. ¿Podría haber ido directamente por Cersei? SÍ. ¿El ser humano comete errores y sufre contradicciones? TAMBIÉN.

No creo que la Targaryan se volviera loca.

De hecho, en su última conversación con Jon/Aegon no dice nada nuevo ni diferente a lo que ya había dicho durante el transcurso de toda la serie. ¿Esperábamos llegar a un mundo feliz e ideal sin mancharnos las manos? Si es eso lo que queremos, ni Game of Thrones ni la vida es lo que buscamos.

Quizás Disney se acerque más a esos objetivos. ¿Que es una mierda? Sí, y bien gorda.

¿Que el mundo tras su muerte continúa igual que al principio? Eso es de cajón, para muestra la escena de palacio con los consejeros discutiendo prioridades: prostíbulos o barcos. ¿Que La que no arde era una tirana? Puede ser.

¿Y acaso no estamos gobernados por tiranos ahora? ¡Ah, no!, que en nuestro fantástico primer mundito desarrollado tenemos una cosa que nos han vendido que se llama democracia. Y somos libres.

Los tiranos hacen sus barbaridades en otros sitios del planeta, donde a nosotros no nos dañan, solo nos afligen durante el ratito del telediario, y gracias a esas atrocidades vivimos en nuestro primer mundito fantástico y desarrollado.

IGNORANTES Y CREYENDO SABERLO TODO.

¿Por qué no les preguntamos a los que están en guerras que ni les van ni les vienen, a los esclavos que hacen la ropa que nosotros nos ponemos gracias a su vida perdida, a las mujeres confinadas en sí mismas, condenadas por el simple hecho de serlo? ¿Por qué no les preguntamos a ellos si estarían dispuestos a dar su vida por ese mundo mejor? ¿Por qué no nos ponemos por un momento en su lugar y nos dejamos de esa hipocresía del indignado solidario?

Muertos hubo, hay y habrá. “Pueden vivir en mi nuevo mundo o morir con el viejo”. Si tuviera la opción, me gustaría elegir el por qué de mi final. Sin duda, preferiría morir por el mundo que propone la de la Casa de Stormborn que por el que tenemos ahora o por el que queda en la serie (que es el mismo, dejarse de pamplinas).

Como no la tengo, me quedo -afortunada de mí- en mi perfecto mundito desarrollado.

A pensar un ratito. De nada.

Puedes ayudarme a cumplir mi sueño de publicar mi primera novela realizando una microdonación en https://paypal.me/ioescritora?locale.x=es_ES o realizando una suscripción mensual de 2€ o 5€ en https://patreon.com/ioescritora
De ambas maneras estarás contribuyendo. Gracias infinitas.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s