Necesito salir. ¡Quiero salir!1 Se desgañita mi voz interior cual zapatera. En el exterior: redes sociales, zona de confort, series, misma cafetería, mismos paseos. Finitud. Reflexión desde el extranjero.

Expansión, ver el mar, pero otro: otras olas, otro cielo, otra agua salada, transparente. Brillante. Caminar otros lugares, otras piedras, otras personas.

Cabalgar las olas con el viento pegando en la cara, mientras el catamarán y mi vértigo se balancean sin cesar. Otro día, otro lugar.

Otra escena donde se dará espacio a la representación de este día que es único. Como todos los que vivimos.

Lo que haga en el día de hoy será irrepetible, porque no se dará más esta jornada de agosto de 2021. Cuando publique esto ya habrá desaparecido. Dispondré, con suerte, de otros días de agosto, de otros meses, pero este -el que vivo en este momento- solo existe ahora.

En este preciso instante en el que hago esta reflexión desde el extranjero, enterrando mis pies en la fina arena, mientras miro un horizonte tan azul y perfecto que parece pintado con escuadra y cartabón.

1 Primera frase en el prólogo del personaje de la Zapatera en la obra de teatro La zapatera prodigiosa, de Federico García Lorca.

Puedes ayudarme a cumplir mi sueño de publicar mi primera novela realizando una microdonación en https://paypal.me/ioescritora?locale.x=es_ES o realizando una suscripción mensual de 2€ o 5€ en https://patreon.com/ioescritora
De ambas maneras estarás contribuyendo. Gracias infinitas.

Deja un comentario